...Todas y cada una de las palabras publicadas en este blog son un trocito de mi alma y ESTÁN REGISTRADAS...
Por favor...Si te las llevas...Cita la fuente poniendo el enlace del lugar donde están guardadas...
Creo que es justo que a los que compartimos mucho de lo que sentimos y somos se nos reconozca al menos nuestra autoría...

...Lola Escribe y Siente...

lunes, 6 de agosto de 2012

...HOY ES TU CUMPLEAÑOS...



...De nuevo 6 de Agosto y te felicito sin poder abrazarte...
Al menos con estos brazos que siento tan vacíos a veces y te echan cada día más en falta...

Sabes...?
Ayer volví a leer un libro que leí cuando iba al colegio y tenía como unos diez años...
Se titula..."Sadako quiere vivir"...

Tenerlo de nuevo en mis manos me hizo pensar, sentir y recordar muchas cosas..

Cuenta la historia de Sadako Sasaki, una niña enferma de Leucemia, por causa de la radiación de la bomba atómica que calló sobre Hirosima el 6 de Agosto de 1945...

Cuando estaba en el hospital su amiga le trajo una grulla de papel y le contó su historia...

Los japoneses creen que la grulla vive mil años...
Si una persona enferma hace mil, los dioses le concederán su deseo de curarse...

Conocer esta bonita leyenda llenó de esperanza a Sadako y empezó a hacerlas con mucho entusiasmo...

En octubre de 1955, cuando había logrado hacer 644, la pequeña voló en su grulla dorada, allá donde solo existe la paz...

Sus amigos continuaron su misión e hicieron el resto hasta completarlas...
En su homenaje y con la esperanza de que no volviera a haber guerras nunca más...

Los niños juntaron dinero para hacer un monumento en el Parque de la Paz de Hirosima, la estatua de una niña sosteniendo una grulla dorada en sus brazos abiertos...

Cada año gente de todo el mundo hace grullas de papel y las manda a Hiroshima...

El 6 de agosto, Japón conmemora el Día de la Paz...

Los japoneses llevan sus grullas al monumento con la esperanza de transmitir este mensaje a todo el mundo...

”Este es nuestro llanto... Esta es nuestra oración...Paz en el mundo...”


Día triste y a la vez hermoso para celebrar tu cumpleaños...
Verdad...MAMÁ...?

Volver a leer a Sadako me ha traído un montón de recuerdos de mi infancia contigo...

Casi al mismo tiempo que este llegó a casa otro libro...
Uno de manualidades que, para mi sorpresa, incluía un capítulo de Origami que enseñaba a hacer grullas como la de Sadako...

Qué contenta me puse al verlo...

Ya sabes como me gusta crear y hacer cosas con las manos...
Hice una, siguiendo los pasos, y creo que son varios miles las que he hecho después, con cualquier trocito de papel que he encontrado...

Uno precioso de un paquete de regalo, un folleto, un billete de autobús...todos valen...

Y además he enseñado a hacerlas a un montón de personas...
Sobre todo niños...

Les encantan...Son mágicas...

Porque aparte de la historia tan hermosa que guardan detrás, si se tira con cuidado de sus picos inferiores hacia afuera, mueven las alas...

Y eso les hace sonreír y llena de ilusión y luz su cara...

Ilusión, luz y magia...

Con esas palabras recuerdo yo mi niñez a tu lado...

Cómo echo de menos aquella felicidad sencilla...
Lo fácil que era ser inmensamente feliz con apenas nada...
Tan solo porque contigo lo tenía todo...

Tú me enseñaste a amar las cosas, y por ti soy lo que soy y amo lo que amo...

Esta mañana he comprado un globo de gas, como cada día de tu cumpleaños, y he vuelto a escribir palabras en él, contándote y pidiéndote muchas cosas...

Pero hoy llevaba atada, al final de su cuerdecita, una grulla rosa y morada...


Dos colores que relaciono con las mujeres y me encantan...

Ya sabes como soy de llorona y supongo que no te habrá sorprendido verme, llorando como una niña, una vez más, mientras soltaba el globo y miraba como subía cada vez más alto y se alejaba...

En ese momento he deseado ser muy pequeñita para agarrarme muy fuerte a sus alas...

Que el globo me hubiera llevado, subida en ella, a buscarte...

Aunque solo fuera para estar contigo cinco minutos y que me hubieras dado un abrazo bien grande, mientras te reías, diciéndome que no llorara más, de mi carita llena de mocos y lágrimas...

Sabes, MAMÁ...?

TE QUIERO CON TODA MI ALMA y cada día me haces más falta...

Gracias por enseñarme a vivir...
Por poner en mí lo que fui...Lo que soy...Lo que quiero ser...
Por dejarme, antes de irte, una maleta llena de magia para sacar de la nada un poco de alegría y fuerza, para seguir adelante, cuando me hace falta...
Por quererme y haberme hecho sentir siempre tan feliz y segura a tu lado...

Sé que estás ahí...Que no me dejas sola ni un instante...
Que a pesar de no poder verte y abrazarte, sigues siendo MI MADRE...

Por favor...JAMÁS ME SUELTES DE TU MANO...

Muchas felicidades MAMÁ...
Hoy es tu cumpleaños...

.

5 comentarios:

  1. Una bella carta llena de sentimientos, amor y paz...me uno a tu felicitación...la historia de la niña japonesa ya la conocia y aún así, me ha emocionado de nuevo...que haya paz en el mundo de una p....vez...un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Paz en el mundo y en el corazón...
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Me ha emocionado mucho.Mi madre también está más allá de las nubes.La historia de Sadako es preciosa,pero tu globo de gas con esa preciosa grulla de origami lo es aún más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amapola...
      yo también me emociono al leerte...
      Un abrazo inmenso y toda la fuerza para seguir caminando hacia adelante...

      Eliminar
  3. ¡¡¡Cuanto tiempo sin pasarme por aquí!!!, cuanto echo de menos tus amplias y tiernas palabras... ¿sabes por que no paso tanto? porque acabo llorando, me encanta como escribes, me encanta como sientes...

    Un besazo desde el sur.

    Preciosa, felicidades...

    ResponderEliminar